Conocida como “la dama de las profundidades”, la exploradora residente de la National Geographic, ha realizado más de 100 expediciones por todo el mundo y acumula más de 7.000 horas de buceo en labores de investigación. En 1970 encabezó el primer equipo de mujeres aquanautas durante el Proyecto Tektite, en el que vivieron durante dos semanas a 18 metros de profundidad en las Islas Vírgenes. Ademas batio el récord de inmersión en solitario a 1.000 metros de profundidad (en un minisubmarino).

Sylvia A. Earle nació en Gibbstown, Nueva Jersey, EE.UU el 30 de agosto de 1935.  Con 17 años realizo su primera inmersión.  Hoy en día todavía sigue unida al mar para lograr  su objetivo: conocer mejor los océanos para poder conservarlos y que la actividad humana no los deteriore.

Entre 1998 y 2002, esta Licenciada por la Universidad de Florida y doctorada en la de Duke, lideró el proyecto Mares Sostenibles, un programa para estudiar el Sistema Nacional de Santuarios Marinos de Estados Unidos. Desde SEAlliance (organización de la que es presidenta fundadora) ha aunado esfuerzos de distintas instituciones, como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, para la expansión de las áreas marinas protegidas y la catalogación de otras que requieren de protección urgente, denominadas “Hope Spots”. Este proyecto se desarrolla a través de Mission Blue, una iniciativa global que aglutina a más de 200 organizaciones, grupos de apoyo, empresas privadas y equipos de investigación, para reducir el impacto de la actividad pesquera y promover la creación de espacios protegido.

Sylvia Earle, es además escritora de varios libros de divulgación y de más de 200 publicaciones de diversa índole. Deep FrontierSea Change (1995), Wild Ocean (1999), The Atlas of the Ocean (2001), The World Is Blue: How Our Fate and the Ocean’s Are One (2009) y Blue Hope (2014) son algunos de sus títulos más conocidos. El documental Mission Blue, en el que se repasa su trayectoria, ganó en 2015 un Emmy en la categoría de documentales largos.

El premio Princesa de Asturias de la Concordia está destinado a la labor de defensa de los derechos humanos, del fomento y protección de la paz, de la solidaridad, el patrimonio mundial y, en general, del progreso de la humanidad.


 

Facebook
Facebook
TWITTER
Google+
Google+