Revista aQua, número 10 - page 6

6
Azores es un archipiélago de origen volcánico
y forma parte de la región geográfica de la
Macaronesia, junto a Madeira, Salvajes, Canarias
y Cabo Verde. Sus nueve islas se sitúan en el
extremo norte de la región y se distribuyen en
tres grupos. Las islas occidentales: Corvo y Flores;
las orientales: Santa María y San Miguel; y las
centrales: Faial, Graciosa, Pico, San Jorge y Terceira.
Todas ellas se localizan en medio del Atlántico
Norte, y esto no es un tópico, ya que están a más
de 1.400 Km. de distancia de la costa portuguesa
y a unos 3.600 Km. de la costa este de Estados
Unidos. Esta singular situación le imprime unas
características muy especiales, tanto por su clima
como por su fauna marina, todo ello de gran
interés para el tema que nos ocupa: el buceo.
Quizá, lo más conocido de Azores para un español
sea su anticiclón, un fenómeno meteorológico
asociado al tiempo seco, soleado y caluroso.
Dicho anticiclón se sitúa sobre las islas durante
los meses de nuestro verano, por lo tanto suele
garantizar el buen tiempo. Estas altas temperaturas
también afectan al agua y propician la migración
de muchas especies pelágicas. De entre las más de
600 especies de peces que podemos ver en Azores,
sin duda alguna hay dos realmente carismáticas:
los tiburones azules y las móbulas.
Tiburón azul
Móbula tarapacana
1,2,3,4,5 7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,...102
Powered by FlippingBook