Revista aQua, número 10 - page 10

10
La isla de Faial
–a nivel geofísico– está
considerada el punto más occidental de
Europa, ya que el resto de islas más al
oeste, se sitúan sobre la placa tectónica
Norte Americana. El puerto de su capital,
Horta, es parada obligada de navegantes
que cruzan el Atlántico pero también es
el centro de operaciones para las salidas
de buceo, que podríamos separar en tres
modalidades: inmersiones locales, Condor
Bank y Princess Alice.
Las inmersiones locales se reparten
fundamentalmente frente a la costa sur y
este de la isla, y muchos de estos puntos
se encuadran dentro de la reserva marina.
Como suele ocurrir en la mayoría de islas
volcánicas, sus fondos ofrecen una topo-
grafía muy variada: paredes de basalto,
fondos de bloques, laderas pronunciadas,
bajos, grandes arcos de piedra y cuevas.
Esta diversidad, aparte del atractivo para
el buceo, permite que cualquier buceador,
independientemente de su nivel, pueda te-
ner inmersiones acordes a su preparación,
aunque para disfrutar al máximo de este
destino se recomienda contar con un poco
de experiencia (más de 25 inmersiones), ya
que esto no nos dejará fuera de los pun-
tos más impactantes. La fauna que iremos
contemplando a lo largo de las inmersio-
nes será, en buena medida, una mezcla
de especies semitropicales con otras que
nos resultarán más familiares y próximas
a nuestros buceos cotidianos en España.
Desde los típicos meros (Epinephelus mar-
ginatus), que parecen disfrutar con nuestra
presencia, hasta peces loro (Sparisoma
cretense), anthias y grandes lábridos como
el pejeperro (Bodianus scrofa), sin dejar de
lado a crustáceos, pulpos, nudibranquios
o gusanos de fuego. En todas estas inmer-
siones una atenta mirada al azul o sobre
nuestras cabezas podrá traer alguna agra-
dable sorpresa, como el encuentro con
cardúmens de barracudas, jureles, tortugas
o atunes.
La interacción
en el azul es
una constante
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...102
Powered by FlippingBook