Facebook
Facebook
Instagram
Google+
Google+

Los técnicos de una granja marina del Grupo Andromeda Ibérica, ubicada en aguas de Calpe, detectaron hace unos días la presencia de juveniles de un bivalvo cuya morfología mostraba grandes similitudes con la de la nacra (Pinna nobilis), una especie en peligro crítico de extinción en nuestras costas, y de la publicamos un reportaje firmado por Javier Murcia  Requena en nuestro ultimo numero de la revista aQua (click aquí >). Las distintas campañas de concienciación ciudadana habían alertado en diversas ocasiones de su alto riesgo de extinción y de la importancia de informar urgentemente en caso de avistamiento de esta especie. Por ello, tras el hallazgo, la empresa no dudó en comunicarlo a los científicos del Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina de la Universidad Católica de Valencia (IMEDMAR-UCV) encargados de coordinar el rescate de Pinna nobilis.

La Nacra (Pinna nobilis) esta en peligro de extinción debido a una enfermedad que entró por el sur de la costa mediterránea española, y que arrasó con todas las poblaciones de nacra del Mediterráneo Ibérico, desde Andalucía hasta Cataluña, dejando sólo unos pocos reductos en el Delta del Ebro, el Mar Menor y Cadaqués. La enfermedad ha sido detectada también en las regiones de Sicilia (Italia) y Córcega (Francia) por lo que se prevé que se expanda por todo el Mediterráneo. Como consecuencia, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) la clasificó como especie en peligro crítico de extinción en nuestras costas y puso en marcha el rescate de emergencia de 215 ejemplares para su traslado y mantenimiento en distintos centros especializados.

Se cree que la abundante presencia de juveniles de este bivalvo en la granja marina es debida a la instalación el año pasado de nuevos cabos de seguridad cuya estructura favorece la implantación de este tipo de especies. La colaboración entre la Universidad y el grupo empresarial permitirá el seguimiento del hallazgo y, si se confirma la presencia de P. nobilis, su recolección facilitará las tareas de rescate así como el estudio y posible repoblación de esta preciada especie. En estos momentos se está analizando por parte de la empresa, la Universidad y la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural el protocolo a seguir para que los juveniles puedan continuar con su ciclo de crecimiento hasta alcanzar una talla suficiente para ser devueltos libremente al mar.