En el Puerto de El Musel de Gijón, unos 50 voluntarios han participado en la actividad organizada por el centro de buceo O2 Inmersión. Han conseguido sacar de los fondos marinos casi 300 kilos de residuos, una cifra más que considerable, al tratarse de un centro que participa por primera vez en una acción de este tipo y las pésimas condiciones de visibilidad del puerto. Entre los residuos encontrados había un gran número de nasas y neumáticos, plásticos, restos y secciones de tuberías de plástico y metálicas, papeleras, etc. 

Buceador voluntario realizando tareas de recogida de plástico entre la turbidez del fondo del puerto deportivo del Musel, Gijón.

Mobiliario urbano, en este caso una papelera, entre los restos encontrados y recuperados del fondo marino.

Abundancia de nasas, algunas de gran tamaño, entre los restos recuperados.

La acción de limpieza duró toda la mañana, discurrió sin incidentes y estuvo cubierta por prensa especializada -revista aQua- y generalista, como la televisión autonomica TPA y varios diarios locales.

Al finalizar los trabajos de recogida del fondo, se procedió al pesado y catalogación de los restos. Posteriormente, el centro de buceo organizador, O2 Inmersión, invitó a todos los voluntarios a una parrillada, para reponer fuerzas. La dirección del centro valoró muy positivamente la actividad, que promete repetir el año próximo, esperando contar con más medios y apoyos institucionales.

Gorgonias colonizando un neumático