El coral rojo que aún queda en la Costa Brava está más cerca de su completa extinción. Lo dicen diversas organizaciones conservacionistas y cientificos, que ven “incomprensible” una decisión de la Secretaria General de Pesca del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Los responsables ministeriales, saltándose los dictámenes científicos, han concedido 12 licencias para extraer coral en el tramo entre Arenys de Mar y Begur, en aguas exteriores bajo jurisdicción de la Administración central. Esto choca con la decisión de la Generalitat de Catalunya, que estableció en noviembre el 2017 una prohibición para extraer coral durante 10 años en aguas interiores (desde el cabo de Begur hasta la frontera con Francia), para preservar estos hábitats en regresión.

Catalunya prohíbe extraer coral rojo

 


“Nos parece una decisión desafortunada. Ésta es una zona muy valiosa. Sería lamentable que se pudiera extraer el coral que queda”, a declarado el Director General de Pesca de la Generalitat (en funciones) Sergi Tudela.

Científicos del CSIC elaboraron hace meses un informe en que confirmaron la degradación de las colonias de coral rojo en aguas de la Costa Brava: el 90% de estos ecosistemas presentaba un estado de conservación muy deficiente. Su conclusión fue clara: la única solución para preservar el coral rojo era parar las extracciones. La Generalitat estableció una moratoria hasta el año 2027 y suspendió las licencias que se venían dando en las aguas interiores bajo su jurisdicción (desde el Cap de Begur hasta el Cap de Creus  y  desde el Cap de Creus hasta la frontera francesa).Un real decreto de 2013 establece que las vedas que declare una comunidad autónoma en sus aguas interiores serán extendidas por el estado a las aguas exteriores colindantes. De esta manera se logró que una orden ministerial completara la veda en las aguas exteriores desde el cabo de Begur hasta la frontera con Francia.

La Secretaría General de Pesca, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, no incluye ahora  la veda en las aguas exteriores colindantes situadas al sur de las zonas vedadas, lo que ha permitido conceder 12 licencias para extraer coral rojo entre Arenys de Mar y Begur, en zona de aguas exteriores de competencia estatal.

Un grupo de entidades sociales, encabezadas por Ecologistas en Acción, enviará una carta a la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para pedir que se revoquen estos permisos. “Es una actividad extractiva inadmisible. El último informe científico disponible sobre el estado del coral rojo en Catalunya considera que el 90% de las poblaciones, tanto en aguas interiores como exteriores, están en un estado de conservación crítico”, exponen. “Lamentamos el Ministerio haga caso omiso a las recomendaciones de los científicos y que incluso permita que se incremente la explotación pesquera”, ha declarado Lydia Chaparro, de Ecologistas en Acción.

Los coraleros con licencia podrán explotar las zonas citadas desde 2018 hasta el 2020 sin limitaciones. Según el diputado Jaume Moya del partido politico En Comun Podem, 5 de las 12 licencias de extracción han sido concedidas a coralelos con antecedentes por furtivismo, siendo esta advertencia una de su preguntas planteadas al gobierno estatal sobre el caso.